Seamos Genuinos en un Mundo Ficticio

A finales de la década de los noventa se exhibió la primera de una serie de películas titulada Matrix, basada en lo que es y no es real y cómo poder saberlo. Esta trilogía de películas trata sobre unas máquinas que controlan el planeta Tierra tras vencer en una guerra a los humanos. Crearon un programa de simulación virtual en el que están insertadas las mentes humanas. La simulación recrea la civilización en la que los humanos nacen, envejecen y mueren sin saber que realmente nada de lo que viven es real. Sus cuerpos físicos se encuentran en una especie de incubadoras donde las máquinas los conectan cuando son bebés a esta simulación y les extraen la energía que usan para su sustento. Matrix es un arma de control mental creada y diseñada para mantener a los humanos esclavos y controlados. Durante la película, el personaje Neo, que se había desarrollado como persona dentro de esta simulación, tiene que hacer frente a la cruda realidad de que todo lo que había visto, comido, amado y disfrutado no había sido real.

De primera instancia y desde la perspectiva de la cinematografía, es una película de ciencia ficción para el entretenimiento, pero siendo honestos, plantea una realidad.

“El mundo solo ofrece un intenso deseo por el placer físico, un deseo insaciable por todo lo que vemos, y el orgullo de nuestros logros y posesiones. Nada de eso proviene del Padre, sino que viene del mundo” 1 de Juan 2:16 NTV 

Estamos en este mundo, pero no somos de este mundo. Me refiero exactamente a que estamos en la Tierra, pero no pertenecemos al sistema operativo del mundo bajo el dominio engañoso de una naturaleza pecaminosa que promueve y resalta un intenso deseo por el placer físico, un deseo insaciable por todo lo que vemos y el orgullo de nuestros logros y posesiones.

“El mundo está construido sobre el fundamento de las apariencias para sostener el pensamiento filosófico humanista y así justificar vivir en un mundo irredento e irreal”

El sistema operativo en el mundo conspira en contra de Dios. Es un sistema anti-Cristo diseñado para satisfacer nuestra carne, por eso es perverso y avala el pecado. Los medios de comunicación y el entretenimiento conspiran sutilmente para patrocinar todo lo que sea anti-Cristo. La popularidad de las “estrellas” se debe a su capacidad de infundir en nosotros la insatisfacción con nuestras propias vidas.

Este sistema conoce nuestras tendencias almáticas carnales y las aprovechan en estratégicos anuncios para incentivar a que amemos a ese mundo. Debemos discernir que la mayoría de las campañas publicitarias apelan de alguna manera a los deseos de la carne, a los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida. Las redes sociales están diseñadas para eso mismo.

“No amen a este mundo ni las cosas que les ofrece, porque cuando aman al mundo no tienen el amor del Padre en ustedes” 1 Juan 2:15 NTV

Amar al mundo significa depender y vivir de acuerdo con sus filosofías y lo que nos han hecho creer que son las prioridades o lo más importante.

“Los hijos de Dios vivimos de acuerdo con el sistema de valores del Reino Eterno”

Nadie puede servir a dos sistemas, no podemos servir a dos señores. O seguimos engañados bajo el dominio de las tinieblas que operan el sistema operativo de este mundo o pertenecemos al Reino de la luz de la libertad en Cristo. Cuando la nueva naturaleza de Cristo se nos es impartida, Dios nos da el poder de no ser dominados por el estilo de vida corrupto del sistema del mundo porque pasamos a ser ciudadanos del Reino de Dios

“Nuestros deseos deberían estar relacionados con todo lo que tiene que ver con Cristo.

Estamos consciente y nos damos cuenta de que lo que es verdaderamente importante es lo eterno y no lo temporal y pasajero de este mundo, por ende, dejamos de amar el mundo. El seguir amando el mundo de la manera que lo hace los que están ciegos, estanca y paraliza nuestro crecimiento espiritual y nos hacen inútiles e irrelevante para el reino de Dios.

Tengamos cuidado de hacer ídolos de cualquier cosa. Amar al mundo es idolatría. Cualquier deseo apasionado de nuestros corazones que no está puesto ahí por Dios para su gloria, puede convertirse en un ídolo

“La Biblia es puntual al ordenarnos amar a las personas del mundo, pero debemos ser cautelosos de no amar al mundo”

Yo soy de los que no están esperando un mundo mejor, porque ya pertenezco a un Reino Eterno e insuperable.

“Cuando la Vida de Cristo me fue impartida, Su Gracia me desconectó del mundo de las apariencias y me conectó a la Verdad Eterna”

En la película Matrix, a Neo lo perseguían por desconectarse del sistema. Por eso debemos entender que cuando estamos conectados en Cristo, nos perseguirán el mundo de las apariencias, incluyendo el sistema religioso ficticio que es uno de los más dañinos al ser humano.

Crezcamos en el conocimiento de la Palabra a fin de desarraigar todo lo que por hábito, desconocimiento, influencia o inclusive, rebelión, ha minado nuestros corazones y nuestros pensamientos, desequilibrando, desvirtuando y oponiéndose la verdad de la Palabra de Dios en nuestra vida y llevándonos a conformarnos en medio de circunstancias o del mismo entorno social en que nos desenvolvemos, haciéndonos creer que ya lo que teníamos que vivir, tener y experimentar lo hemos hecho y que no queda nada por aprender o transformar en nosotros mismos.

“Debemos someter toda nuestra voluntad a la voluntad a Dios”

Lo que es nacido de los pensamientos humanos, de su razonamiento y su filosofía es carne, o sea, no se puede funcionar en el Reino cuando todos los pensamientos no tienen origen en el Reino. Hay que salir de la mezcla de paganismo, religión, tradición, idolatría, culturas y filosofías pecaminosas.

La palabra arrepentimiento en griego es “Metanoia”, lo cual significa demoler todas las estructuras pensantes que poseemos. Lo primero que sucede en el acto de salvación es demolición y destrucción y no edificación.

El poder del alma, de los pensamientos y la filosofía tienen enclaustrado a muchos. Por eso mucha gente sigue defendiendo la cultura de su nación, posiciones sociales, etc., porque su mente no está convertida a la verdad de Dios. 

“Para manifestar el Reino no necesitamos mentes secularizadas sino mentes convertidas a la verdad de Dios”

Lo sistemas religiosos son expertos en aparentar, pero la conversión viene por la Palabra y el Espíritu. Debemos desear que el Espíritu Santo nos transforme. Debemos morir al árbol de la ciencia del conocimiento del bien y del mal y comer del árbol de la vida que es Cristo.

Si el Espíritu es el que controla nuestra vida, entonces hemos llegado a lo que dice el Apóstol Pablo: “tenemos la mente de Cristo y el hombre espiritual juzga todo” porque hemos llegado a un grado de madurez y de desarrollo en Cristo.

En Cristo somos transformado, regenerado y convertido a la verdad de Dios. Este mundo físico es una sombra, la Verdad es Cristo.

“Salgamos de la fantasía religiosa y vivamos en Cristo”

¡Gracia y Paz!

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Javier Lujan dice:

    Doy gracias a Dios por ustedes, y por la Palabra que nos comparte. Es mi oración que nuestro Padre siga cumpliendo Su propósito a travéz de ustedes, y el ministerio que Él les ha designado.
    – Les comparto un video acerca de la película The Matrix (que hize desde una óptica evangelistica). Saludos y bendiciones a tod@s!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Maritza dice:

    Pastor gracias por la reflexion. La comparacion de la pelicula con la vida cristiana crea una conciencia de lo que realmente es importante para nuestra vida. Nos pone a pensar si estamos viviendo en el sistema del mundo o estamos buscando en lo eterno. Excelente exposicion. Dios lo bendiga mucho.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s