Probando la Confianza

Confianza es la seguridad o la esperanza firme que alguien tiene en otra persona o en algo. He aprendido con el paso de los años que la confianza siempre se está poniendo a prueba. En algunas ocasiones se fortalece, se debilita o se pierde de acuerdo con las acciones de quienes teníamos depositada nuestra confianza o por el contrario de los que confiaron en nosotros.

“En términos humanos, confianza es una inversión de credibilidad que está constantemente en riesgo debido a nuestra inestabilidad y fragilidad”

Es lamentable, pero en el plano natural no podemos ignorar el hecho que no se puede tener garantías de que alguien sea absolutamente digno de confianza. Es como un tesoro demasiado valioso que se debe cuidar debido a su vulnerabilidad. Conlleva tiempo atesorarlo, pero en segundos se puede perder. Resulta muy doloroso para el alma cuando la confianza es traicionada. En algunos casos es desastroso emocionalmente porque se desvanecen años de relaciones y los gratos momentos experimentados quedan opacados por la niebla de la desconfianza.   

“La confianza genuina se prueba cuando se dan las circunstancias para quebrantarla, pero en cambio se persiste en mantenerse firme en la convicción de la seguridad y certeza de la credibilidad”

La única confianza que jamás será quebrantada y nunca nos decepcionará es la que debemos tener en Dios. No está relacionada a las circunstancias y mucho menos a las consecuencias que podamos enfrentar en la vida natural, sino que está fundamentada en la fidelidad de Dios mismo.

“La confianza que ustedes tienen en Dios es como el oro: así como la calidad del oro se pone a prueba con el fuego, la confianza que ustedes tienen en Dios se pone a prueba con los problemas. Si ustedes pasan la prueba, su confianza será más valiosa que el oro, pues el oro se puede destruir. Así, cuando Jesucristo aparezca, hablará bien de la confianza que ustedes tienen en Dios, porque una confianza que ha pasado por tantas pruebas merece ser alabada” (1 de Pedro 1:7 TLA)

Muchos queremos confiar en Dios para ser victoriosos en la vida, pero ¿Qué tal si la respuesta es diferente a lo que esperamos de Dios? ¿Qué tal si ves una respuesta diferente a la que tú querías ver en tu necesidad?

Hay un relato bíblico de tres jóvenes que manifestaron con suma seguridad su confianza en Dios

 Si nos arrojan al horno ardiente, el Dios a quien servimos es capaz de salvarnos. Él nos rescatará de su poder, su Majestad;  pero aunque no lo hiciera, deseamos dejar en claro ante usted que jamás serviremos a sus dioses ni rendiremos culto a la estatua de oro que usted ha levantado”. (Daniel 3:17-18 NTV)

¡Qué tremenda declaración!

Esas palabras pronunciadas por esos jóvenes denotan una confianza genuina en Dios. Una declaración atrevida de seguridad en Él. Ellos no sabían si morirían en ese horno de fuego o si serían librados mediante un acto sobrenatural, pero vivos o muertos sabían que pertenecían al Señor y podían confiar en Él.

“…y ustedes pertenecen a Cristo, y Cristo pertenece a Dios” (1 Corintios 3:23 NTV)

Existe un pensamiento generalizado de que Dios nos contestará según nuestra fe o lo que nosotros pidamos si tan sólo confiamos, confesamos o decretemos positivamente. Es innegable que esas creencias han ocasionado desgastes y agotamiento emocional y físico.  

“Dios no está obligado hacer lo que nosotros queremos”

No podemos negar el hecho de que Dios actúa dramáticamente según Su soberanía en la vida de aquéllos que atraviesan por alguna situación difícil, pero es necesario entender que Él decide como será Su respuesta. Sadrac, Mesac y Abed-nego estaban dispuestos a seguir confiando en Dios sin importar si los libraba o no del horno.

De esa forma Sadrac, Mesac y Abed-nego, firmemente atados, cayeron a las rugientes llamas.  (Daniel 3:23 NTV)

Jamás dejemos de confiar en Dios por el hecho de que Él no está actuando como nosotros queremos que lo haga. Nuestra confianza necesita ser ejercitada en todo momento. Dejemos de ser caprichosos, no podemos exigirle que haga las cosas como nosotros queremos, como tampoco recibiremos lo que queramos por el hecho de que se lo pedimos.

Cuando estemos en una situación que nos llene de incertidumbre e inseguridad, pregúntate ¿Qué puedes estar pasando que Dios no conozca? ¿Te sientes atado? ¿No te puedes mover? Significa que la prueba que estás atravesando es demasiado grande para ti. Como a esos tres jóvenes, a veces en la vida no podremos hacer nada para salir de las crisis.

“Pertenecemos a Dios. Cristo está en nosotros siempre”

Los tres jóvenes estuvieron en el horno de fuego, pero Cristo estuvo con ellos allí.

 —¡Miren! —gritó Nabucodonosor—. ¡Yo veo a cuatro hombres desatados que caminan en medio del fuego sin sufrir daño! ¡Y el cuarto hombre se parece a un dios! (Daniel 3:25 NTV)

Recuerda que Cristo está con nosotros para impartir su Gracia y Su Poder necesarios para enfrentar todas las circunstancias de la vida. Para ayudarnos en tiempos de crisis como nuestra fuente de paz, para sostenernos y ser nuestro defensor, nuestro escudo y galardón. Nunca te encontrarás lo suficientemente lejos de su cuidado e interés.

…pues Dios ha dicho: «Nunca te fallaré. Jamás te abandonaré». Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda, por tanto, no temeré. ¿Qué me puede hacer un simple mortal?» (Hebreos 13:5-6 NTV)

Gracia y Paz!!!

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Hilda dice:

    Pastor Ginés saludos, tremenda y poderosa palabra. Es tan difícil poder confiar en las personas, toma tiempo el crear ese ambiente donde uno pueda decir que confía en el otro, pero en un segundo esa confianza que tomó mucho tiempo crearla se puede perder.

    Me gusta

  2. Janelys dice:

    Excelente enseñanza! Bendiciones y gozo Pastor!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s